EL 16 DE OCTUBRE CELEBRAMOS EL DÍA DE LA PERSONA CON DISCAPACIDAD

En nuestro país, en 1999, fue promulgada la Ley General de la Persona con Discapacidad, (Ley N° 27050), cuya finalidad es establecer el régimen legal de protección, de atención de salud, trabajo, educación y rehabilitación, seguridad social y prevención, para que la persona con discapacidad alcance su desarrollo e integración social, económica y cultural, tal como se establece en la Constitución Política del Estado.

Esta norma, en su artículo N.° 2, define a la persona con discapacidad a aquella que tiene una o más deficiencias evidenciadas con la pérdida significativa de alguna o algunas de sus funciones físicas, mentales o sensoriales, que impliquen la disminución o ausencia de la capacidad de realizar una actividad dentro de formas o márgenes considerados normales, limitándola en el desempeño de un rol, función o ejercicio de actividades y oportunidades para participar equitativamente dentro de la sociedad.

Dentro de la experiencia de la salud, una discapacidad es toda restricción o ausencia (debida a una deficiencia) de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal para un ser humano. Debemos por tanto hablar de personas con discapacidad y nunca de discapacitados.

Si hace algunos años, la sociedad creía que una persona con discapacidad no estaba apto para desempeñar diversas actividades, hoy desempeñan funciones con tanta eficiencia que incluso superan a las personas que disfrutan de todas sus facultades.

A pesar de sus limitaciones, son personas de férrea voluntad, tienen carácter admirable y poseen una energía inagotable para luchar contra la adversidad.

La Organización Mundial de la Salud establece que, para países en vías de desarrollo similares al Perú, el 10 % de la población tiene algún grado de discapacidad, es decir, restricción o ausencia ─a causa de una deficiencia─ de la capacidad de realizar una actividad en la forma o dentro del margen que se considera normal en el individuo. Según datos del Instituto Nacional de Estadística e Informática, los tipos de discapacidad más comunes en el Perú son la invalidez, la ceguera, la sordera y el retardo mental y las alteraciones mentales.

Las sociedades deben reconocer que, pese a los esfuerzos que se hagan en materia de prevención, siempre habrá un número de personas con discapacidades que enfrentan diversos obstáculos para su integración social y económica.

La Municipalidad Distrital de Huaura cuenta con la oficina de OMAPED (Oficina Municipal de Atención a Personas con Discapacidad) donde realizan diversas actividades de integración y orientación que permiten mejorar su vida diaria.